twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
REVISTA AISGE ACTÚA ¡Selfi! Cursos Galerías de imágenes Humor en acíbar
 
Noticias
 
 
La actriz de Elche Cristina Alcázar y el barcelonés Hammudi Al-Rahmoun Font han obtenidos los premios AISGE de Versión Española a las mejores interpretaciones por sus papeles en los cortometrajes 'Cachorro' y 'La puta y el cliente', respectivamente. El certamen de cortometrajes retoma su andadura después de dos años de paréntesis.
 
El Teatro Reina Victoria culmina la celebración de su centenario entregando las Butacas de Oro a Concha Velasco y Arturo Fernández, dos veteranos gigantes de la escena que recibieron esta distinción de manos del ministro Íñigo Méndez de Vigo. Carlos Sobera ejerció de anfitrión y maestro de ceremonias en una noche que también contó con las actuaciones de La Joven Compañía y Miguel Lago, además de la entrega del certamen literario Reina Victoria al autor Íñigo Redondo. 
El debutante Enrique Baró Ubach estuvo pegado al séptimo arte desde la infancia, cuando ya dirigía a su antojo a sus actores favoritos en historias propias. Ese juego figura entre los numerosos recuerdos que una familia dejó en una casa ahora prácticamente abandonada y que reviven delante la cámara gracias a esta ópera prima. Aunque tiene aires de documental, incluye elementos de ficción que rebajan su evidente carga autobiográfica, pues el padre del realizador aparece en el metraje. Nao Albet y Francesc Garrido completan con él el trío protagonista.
Víctor García León retrata en su largometraje 'Selfie' cómo también la vida de los acomodados se desmorona en cualquier momento. Y al colchón del dinero a veces le falta grosor para amortiguar la vertiginosa caída. Eso le sucede al repelente protagonista, Bosco, cuando su padre ingresa en la cárcel por corrupción. Se acabaron los lujos y se esfumaron los amigos. En una errante andadura que le lleva incluso a un mítin de Podemos y que aquí se plantea a modo de falso documental, el chaval encuentra amparo en una chica invidente de ideología izquierdista y descubre gracias a ella valores como la igualdad.
 
Un delincuente enamorado de la policía que lo detiene sirve como hilo para 'Como yo te amo', donde además debuta con tino el tinerfeño Aarón Gómez. 'Miss Wamba', que centra su argumento en una serie de encuentros en tanatorios, reúne a tres intérpretes magníficos: Ruth Díaz, Ramón Barea y Nuria Gago. Y las risas están aseguradas con 'Las reglas del subjuntivo', donde Leticia Torres se convierte en profesora de español de Pepe Lorente. He aquí las tres cintas cortas escogidas por Alberto Úbeda-Portugués como las mejores del mes.
 
La intérprete madrileña, de 29 años, que ya se había impuesto en este certamen en 2013, repite palmarés gracias a la historia entre una exdrogadicta y una trabajadora social. El argentino, de 27 años y nieto de Federico Luppi, triunfa con 'Combustión', donde desarrolla la leyenda de que los seres humanos quizá puedan arder de manera espontánea. 
 
Los hijos de Pilar Bardem (Carlos, Mónica y Javier Bardem) y la Fundación AISGE se confabulan para organizar una gran celebración en reconocimiento a la gran trayectoria de la actriz y sus 15 años al frente de la entidad. Bardem recibe el Corazón de Oro en una noche en la que actuaron para ella Víctor Manuel, Ana Belén, Joan Manuel Serrat, Miguel Ríos, Luis Pastor, Asier Etxeandia y Tricicle, estos últimos con la colaboración estelar del propio Javier Bardem en el número de 'Soy un truhán, soy un señor'. Más de un centenar de felicitaciones por vídeo (entre ellas, Almodóvar, Antonio Banderas, Concha Velasco, Penélope Cruz, Carmen Machi...) y multitud de caras conocidas entre los 1.300 asistentes al evento. 
Entrevistas
 
 
Ella ha sido la excepción: casi todas las actrices lamentan cómo el trabajo escasea a medida que se van haciendo mayores, pero en ella han coincidido artísticamente la madurez y la plenitud. Se siente afortunada y, sobre todo, 'curranta': "Nunca he sabido qué es el talento. El trabajo es la base de todo", cuenta en esta entrevista de Toño Fraguas. Y confiesa que a veces se queda un ratito dentro a los personajes que le dan "buen rollo". El oficio de actor, dice, tiene algo de médium. Y, en último extremo, mucho de valentía.
 
El triunfo de Ana Fernández en los Goya del año 2000 con 'Solas' fue el primer hito de una trayectoria en la que abundan inolvidables papeles femeninos. Tras haber entregado intensamente su vida a este oficio, esta hispalense que empezó Historia del Arte y presentó un programa religioso en Canal Sur, ahora recobra impulso tras atravesar un período de insatisfacción. El motivo de su alegría es la obra teatral 'El lunar de Lady Chatterley', de producción propia y con ella como protagonista, cuyo argumento confirma otra vez su compromiso con la mujer.
 
Acaba de cumplir los 40, pero se dice viejo prematuro y las crisis no solo le dan antes: también le sirven para alimentar su humor 'chanante' y disparatado. Conoció a Ernesto Sevilla porque la madre de este era su profesora de Historia. Y se metió a la comedia, dice, porque era "más vago que el suelo". Por el suelo le hemos tirado para una sesión fotográfica que deja huella. Como sus respuestas, que son de auténtica altura. 
 
Era algo más que una promesa del balón. Cuando dijo en el Barça que colgaba las botas para centrarse en su pasión interpretativa, el club no se lo creyó y siguió presentando su ficha federativa durante seis años. Pero este otro Pep ilustre prefirió el amor por las tablas antes que un futuro alentador sobre el césped. El teatro catalán se lo agradecerá siempre. La televisión, también: quienes hayan disfrutado de su trabajo en 'La Riera', 'Velvet' o 'Periodistas' darán fe. 
 
Pedro Manuel Ortiz se concedió un apellido artístico en honor a la ciudad marroquí que le vio nacer, allá por 1963. Lleva muchas años y lecciones en su ya largo magisterio, pero algunos no le ponían cara hasta que 'B' le convirtió en un Bárcenas frío, calculador y sin escrúpulos. Él no es ajeno a la visión crítica del país que latía en aquella obra teatral y cinematográfica. Pero tampoco le faltan lucidez ni objeciones cuando se refiere a la profesión. “Para ser actor, desgraciadamente, ya no hace falta leer”, se lamenta en esta entrevista sincera y confesional de Toño Fraguas.
Cursos
 
 
Poner cara de felicidad mientras se canta. Así se expande la laringe y los resultados de la fonación se convierten en satisfactorios. Lo explica el polifacético José Masegosa en sus cursos de canto para actores en el Centro Actúa, una de las convocatorias con mayor éxito del último año. Hasta julio, no solo están permitidos los gorgoritos: también ser feliz.
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio